trabajar desde casa

En algunas empresas el Home Office o Trabajo en Casa ya llevaba algunos meses implementándose, sí, a modo de experimento, pero lo comenzaban a probar reconociendo los beneficios que esta nueva modalidad trae para la empresa y para el colaborador. Sin embargo, no todos están acostumbrados a trabajar desde casa y esta pandemia nos agarró desprevenidos y el home office se volvió obligatorio, y si es algo a lo que te está costando acostumbrarte, aquí te dejamos 10 consejos para trabajar desde casa y mantener tu productividad.

Trabajar desde casa puede ser increíble y para muchos profesionales modernos ya algo común, es un privilegio otorgado por su empresa pues dentro de los muchos beneficios que esto conlleva, podemos destacar como principal el incremento en la productividad, así es, a pesar de que pareciera imposible por las muchas distracciones que implican estar en casa, para quienes han encontrado la combinación perfecta, se reflejó en sus niveles de eficiencia y productividad.

 

Y sí, la oficina también tiene distractores, cuántas veces al día un compañero se acerca a tu lugar y terminan platicando por varios minutos sobre temas que no son necesariamente de trabajo o esas invitaciones a comer. Que las relaciones sociales sin duda son buenas, el problema viene en tu facilidad para distraerte.

 

Para que en casa no seas tu propio enemigo y te distraigas de más, te dejamos aquí algunos consejos para que esta nueva rutina no sea un reto.

 

10 Consejos para trabajar desde casa

 

  1. Inicia el día temprano

Seguramente unas semanas atrás iniciabas tus días levantándote temprano y terminabas de despertar en el camino hacia la oficina, entre el tráfico, la gente y una taza de café, estabas listo para iniciar tu día en tu escritorio. Y bueno, esto se transformo en una distancia de la almohada a la mesa del comedor.

 

Aunque no lo creas puedes mejorar tu productividad si creas una rutina iniciando tu día temprano, no esperes al mediodía para comenzar a revisar tus pendientes.

 

  1. Imagina que vas a la oficina

En un día “normal” dirigirte hacia la oficina hace que tu cabeza comience una revisión de las tareas pendientes para el día y te activa, mentalmente hablando, esto es algo que no debes cambiar estando casa.

 

Al hace Home Office te recomendamos que mantengas el mismo ritmo, desde levantarte a la misma hora y el tiempo que hacías en el tráfico lo puedes usar haciendo un poco de ejercicio, prepárate café y vístete bien.

 

  1. Organiza el día igual que en la oficina

Estar trabajando desde casa te permite tomarte tus tiempos, a qué vamos con esto, un día en la oficina tiene esos “descansos mentales” entre juntas, llamadas telefónicas, etc. Toma pequeños recesos que te permitan mantener el ritmo sin perder la concentración.

 

Organízate dividiendo tus tareas del día en horarios específicos, apóyate con los calendarios en línea como Google Calendar, que te permite crear eventos de trabajo y personales y recordatorios que te servirán para seguimiento de pendientes.

 

  1. Acondiciona un espacio para trabajar

Sí, a veces trabajar recostado en la cama es muy cómodo pero poco productivo, así que asigna una habitación si te es posible o un espacio específico en donde puedas instalar tu computadora y equipo de trabajo.

 

  1. Evita el tiempo de ocio en las redes sociales

Si no forman parte de tu trabajo, NO te metas a las redes sociales, es un hecho que perjudicarán tu productividad.

 

Si tienes accesos directos a tus redes sociales en tu computadora, elimínalos, que no sean una tentación y así no tomaras descansos de más.

 

  1. Fija tareas a concluir al día

Es común que los proyectos tomen más tiempo de lo que habíamos estimado en un principio y terminemos haciendo menos de lo que habíamos planeado. ¿Cómo solucionamos esto? Considera más invertir más tiempo a cada actividad y al mismo tiempo aumentar la lista de actividades por hacer.

Esto te ayudará a no bajar la guardia e incrementar tu rendimiento ya que aunque no alcances tu objetivo, terminarás el día con una lista de tareas concretas completadas.

 

  1. Aprovecha al máximo tus periodos de mayor productividad

Es muy normal que tu nivel de motivación varíe en el transcurso de la jornada laboral, sin embargo, que esto suceda mientras estas en casa exigen tener un plan de acción para no caer en distracciones y pérdida de tiempo.

 

Te sugerimos que realices las tareas más complejas cuando te sientas al 100%, mientras que, para esos momentos de menor motivación las actividades más sencillas, como llamadas telefónicas.

 

  1. Planifica tus tareas con anticipación

Planificar lo que tienes que hacer durante el día te evitará perder tiempo y sobretodo dejar tareas sin hacer o inconclusas. Tener una lista con los pendientes a resolver te evitará que cambies las tareas sobre la marcha.

 

Sí, sabemos que hay cosas que son inevitables cambiar en el transcurso del día, sin embargo es importante que respetes en la medida de lo posible esas actividades programadas. Hacer tu lista un día antes hará más fácil que tomes acción a la mañana siguiente.

 

  1. Platica sobre tus actividades a realizar y metas esperadas

Si cuentas con compañía en casa aprovecha para platicar sobre lo que harás y lo que pretendes alcanzar con eso, te ayudará a que respeten tu espacio y tus tiempos y al mismo tiempo conocerán poco a poco lo que haces.

 

  1. Recurre a la tecnología para mantenerte conectado

Trabajar desde casa no quiere decir que te mantengas desconectado de lo que pasa en la oficina, existen herramientas tecnológicas que te ayudarán a no perder la pista sobre los avances de los demás y de la compañía en general.

 

En SANTI Soluciones estamos comprometidos con la industria de los servicios administrados de impresión, somos el único ERP diseñado específicamente para esta industria, por lo que cuenta con los módulos operativos y administrativos que tu empresa necesita. Contáctanos haciendo clic aquí para solicitar una DEMO GRATIS.

software erp para rentas de impresoras

Compartir: